Mi frase




MI Frase
"Cuando la vista se cruza con el deseo, haz que impere la razón".
(José A. Puig)





jueves, 30 de junio de 2022

EL FINAL DEL RESISTENTE

 

El final de Sánchez está próximo, la única pregunta que debemos hacernos ahora es a que trucos recurrirá de aquí en adelante. Su deseo es perpetuarse en el poder, así que preferirá seguir engañando a sus votantes antes que abandonar su poltrona monclovita. Un engaño que siempre le ha ido bien es dar pan para hoy, con hambruna para mañana. Lo hace ahora con su “paquete anticrisis”, sin negociarlas con el principal partido de la oposición. Como sus mentiras siempre le ha salido gratis, sigue engañando con ese cheque de beneficencia de 200€ que les dura a las familias unas semanas al precio que está la luz, gasolina, gas, y con una inflación del 10,2% que grava más la cesta de la compra. Por otra parte, el “Resistente”, ha redoblado con inusitada intensidad su esfuerzo tendente a tomar las instituciones del Estado, que es lo que él columbra para resistir.

Estaba claro que las pasadas elecciones andaluzas constituían un anticipo del esquema de poder a escala nacional. A la amenaza de un nuevo y peligroso hundimiento económico se suma el cambio de ciclo político. Los analistas advierten de que el mundo va a una recesión y España cada vez está menos preparada para afrontarlo. Con unos desequilibrios muy grandes (un 120% de endeudamiento y sigue), con grandes dificultades en el mercado de energía (con política exterior nefasta a uno de nuestros mayores proveedores de gas: Argelia), en el sistema de pensiones y en la ejecución de los fondos europeos, cuya opacidad de las empresas que optan a los mismos es manifiesta. Si a esto le sumas la subida de tipos de interés (después del dinero gratis), el final de liquidez del BCE, el PIB menguante y un gobierno a base de impulsos de errores y confrontaciones. Solo nos queda poner, como en las películas americanas, “The End” (El Final).

Cada acción que quiere emprender en solitario o cada proyecto que quiere aprobar, le resulta más difícil a Sánchez.  Los andaluces, como hace un año los madrileños, han mostrado a los españoles la manera en la que se puede acabar con la Resistencia antes de que ella acabe con nuestro sistema democrático. Para ello basta con utilizar el voto, esa poderosa y temible arma de la que disponemos aquellos que tenemos la fortuna de vivir en democracia. Es cierto que el presidente es un mal perdedor, un vengativo contrincante que destrozara todo lo que pueda antes de entregarlo. Pero también es cierto, que los españoles ya conocen como resistir sus ciegas embestidas, ya le han perdido el miedo, y con el voto en sus manos sabrán actuar en consecuencia. A las embestidas del resiliente herido y atacante, se le han enfrentado con los votos en las elecciones: Galicia, Madrid, Castilla-León, Andalucía, y le han ganado. Ahora hay que seguir mostrándolo con las siguientes elecciones: Castilla-La Mancha, Baleares, Comunidad Valenciana, Aragón, Murcia…y el Gobierno de la Nación. Los españoles si creemos en España.

José Antonio Puig Camps

Dr. Ingeniero Agrónomo y Sociólogo

Publicado 30-06-2022

viernes, 10 de junio de 2022

DEMOCRACIA EN CRISIS

 

El régimen político creado por Europa es la democracia liberal, aunque podemos decir que sobra el apellido ya que la democracia es o no es. Pero lo realmente evidente es que el régimen político importa poco si la Nación, como tal, no existe. España es una de las naciones más antiguas de Europa y del mundo. La mayoría de historiadores apuntan a la Guerra de Independencia, en concreto a la Constitución de Cádiz de 1812, como el nacimiento de la idea de España como nación. Tras las revoluciones liberales (a lo largo del s. XIX), la acepción de nación alcanzaría un significado político opuesto a la soberanía de los reyes, integrando en el mismo a los ciudadanos del territorio que habitaban: soberanía nacional. Pero para que eso se lleve a término debe existir un sistema político que defienda esa soberanía, así como el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes. Este sistema político se llama Democracia.

La democracia requiere de la participación de todos los miembros de la sociedad. Este principio es la base de la gobernabilidad, la ética, la creatividad, la autonomía, la libertad, la participación y la representatividad. La democracia no consiste en el poder absoluto y limitado solo temporalmente de la mayoría. La democracia requiere algo más, mucho más, que el gobierno de las mayorías. No hay democracia sin la existencia de ciudadanos libres e iguales ante la ley, sin soberanía nacional, sin división de poderes, sin Estado de derecho, sin garantía de los derechos naturales. Por eso no todo Gobierno nacido de las urnas y del Parlamento es necesariamente democrático. Tiene que respetar los requisitos y condiciones mencionados. Tampoco puede ser democrático un Gobierno formado en todo o en parte, por fuerzas políticas que no respeten esos requisitos. Cuando algo de esto falta la democracia está en crisis y por lo tanto la democracia está amenazada.

Para el Gobierno español, no todos los ciudadanos tienen los mismos derechos, no cree en ciudadanos libres e iguales. Así vemos que no todos tienen derecho a decidir la educación que reciben sus hijos, ni a hablar en todos los ámbitos públicos la lengua común de todos los españoles. Cómo van a defender la soberanía nacional aquellos que no creen en ella, o cómo podemos hablar de Gobierno democrático sin división de poderes. Montesquieu argumentaba que “todo hombre que tiene poder se inclina por abusar del mismo; va hasta que encuentra límites. Para que no se pueda abusar de este hace falta que por la disposición de las cosas, el poder detenga al poder”. Si no hay división de poderes, el poder es absoluto. No se puede permitir que el gobierno de los jueces se convierta en el botín de los partidos políticos y de las mayorías parlamentarias. Un Estado de derecho consiste en el sometimiento de todos los poderes del Estado al derecho, y a nadie le pertenece el monopolio del derecho. Si esto fuera así la democracia entra en crisis.

 

José Antonio Puig Camps

Dr. Ingeniero Agrónomo y Sociólogo

Publicado 10-06-2022